Make your own free website on Tripod.com
 

Figura zoomorfa en oro de la cultura Zenú
Secretaría de Cultura de Córdoba - Colombia - Sur América

 
 

Catálogo del Amira de la Rosa

 

 


 

Gráfica
Erosiones en Piedras y Corazones
Magaly Hernández G.
Teatro Municipal Amira de la Rosa
Barranquilla - Coloombia
Marzo 2 al 18 de 1993

El verdadero artista comparte con todos los demás seres excepcionales su vocación por la toma de decisiones irrevocables, cruciales. Solo el artistas, el científico fuera de serie, el notable militar o el gran estadista conocen lo que es la soledad que implica tomar una decisión definitiva. Solo ellos saben que hay caminos que no tienen regreso. La obra de Magaly Hernández es una confirmación más de esta característica del artista real y auténtico. Toda su obra parece ser precisamente la vigilante y permanente búsqueda que obliga al artista a tomar decisiones indiscutibles. Desde sus inicios como pintora -y esto parece remontarse a us niñez- la joven pintora cordobesa intenta encontrar un camino, una vía auténtica. Como todo joven artista inexperto que se mueve en un medio tan poco propicio o estimulante como es la provincia, más específicamente como lo es la Costa Atlántica, donde todavía se considera que actividades de este tipo no son sino signos de vagancia o ta vez de otra tara inconfesable, la joven Magaly intenta diversas vías. Podemos casi imaginárnosla dando palos de ciego. Pinta cais todo lo que ve -y es mucho lo que se ve en trópico-. Inetnta varias técnicas, formatos, estilos. Nada parece satisfacer su sed, nada parece llenarle el vacío existencial. Es precisamente esa carencia lo que la impulsa a seguir intentando nuevos experimentos. A cada nueva etapa precede una toma de decisión: no seguir ya más con una técnica pictórica determinada, no continuar agotando un tema o un sujeto en particular por sentir que se ha dicho lo que se tenía que decir. Su paso por los talleres de renombrados maestros (Manzur, Zepeda, entre otros) no va a desviar la Magaly Hernández de su búsqueda. Por el contrario, las nuevas herramientas que ha obtenido le confirman cada vez más que cuanto mejor domina su oficio, mayor es su deber de encontrarse con su propia voz, consigo misma. Una constante sí hay, es preciso reconocerlo. Toda su obra parece profundamente marcada por una preocupación sincera por lo que sucede alrededor de la artista. No es una obra facilista ni llena de concesiones y halagos al ojo del observador. Se propone decir algo, "sentar una protesta", se decía hace dos décadas. Pero más que eso, es simplemente la necesidad de expresar su inconformismo con lo que ve que está pasando alrededor suyo. ¿Es existencialismo? ¿Es expresionista la obra de esa pintora?. No sabríamos decir todavía. Tal vez no es nada de esto y no hay tampoco porqué encasillarla. Lo que sí es definitivamente: inconformista. Magaly Hernández repite la parábola de trayectoria que es tan frecuente en la historia de las artes. Partiendo desde el centro mismo de su propia identidad costeña y tropical, llena de floraciones y colores fauvistas, de imágenes luminosas del trópico sale hacia el allá, en búsqueda constante. Este trayecto la lleva por rutas e itinerarios diversos, todos los cuales enriquecen su paleta, su pincel y todos sus instrumentos. La gran ciudad con sus múltiples problemas y la alienación inherente a sus habitantes se integran a su temática. Regresa ahora a su tierra natal cargada de experiencias. Ha vuelto al punto de partida, es el regreso al origen. Es ello lo que anuncia la madurez lograda. Las obras que están ahora ante sus ojos son pues el producto de un regreso al punto de partida, en un viaje que ha marcado el encuentro con el alma misma del artista.

Roberto Vargas J.



 
Secretaría de Cultura
Departamento de Córdoba

Edificio Biblioteca David Martínez
Calle 29 No.5-64
Teléfono: 782 32 36
Indicativo Nacional: 094 ó 074 ó 054
Montería (Córdoba - Colombia)
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.

Créditos