Make your own free website on Tripod.com
 

Figura zoomorfa en oro de la cultura Zenú
Secretaría de Cultura de Córdoba - Colombia - Sur América

 
 

Ellos y mi ser anónimo | El Dios que adora | Desencuentros | Me defiendo | Pájaro | Conjuro
De lo que soy | Equilibrio | La soledad de Gómez Jattin | Lola Jattin | Memoria | Abuela Oriental


Raúl y su familia ....
Ellos y mi ser anónimo

Es Raúl Gómez Jattin todos sus amigos

Y es Raúl Gómez ninguno cuando pasa

Cuando pasa todos son todos

Nadie soy yo Nadie soy yo

Por qué querrá esa gente mi persona

Si Raúl no es nadie pienso yo

Si es mi vida una reunión de ellos

que pasan por su centro y se llevan mi dolor

Será porque los amo

Porque está repartido en ellos mi corazón

Así vive en ellos Raúl Gómez

Llorando riendo y en veces sonriendo

Siendo ellos y siendo a veces tambié yo blanco papel

A que gentes de otros ámbitos conocieran sus noches estrelladas

de espermas de fandangos cuando la Candelaria

y esa alma gentil y bondadosa de ustedes mis amigos

que saben con una botella de ron blanco

entre pecho y espalda

prometer este cielo y el otro Los amo más en el exilio

Los recuerdo con un sollozo a punto de estallar

en mi loca garganta He aquí la prueba


El Dios que adora

Soy un Dios en mi pueblo y mi valle

no porque me adoren sino porque yo lo hago

porque me inclino ante quien me regala

unas granadillas o una sonrisa de su heredad.

O porque voy donde sus habitantes recios

a mendigar una moneda o una camisa y me la dan.

Porque vigilo el cielo con ojos de gavilán

y lo nombro en mis versos.

Porque soy solo.

Porque dormí siete meses en una mecedora

y cinco en las aceras de una ciudad.

Porque a la riqueza miro de perfil

mas no con odio.

Porque tengo un compadre

A quien le bauticé todos los hijos y el matrimonio.

Porque nací en mayo.

Porque mi madre me abandonó

Cuando precisamente más la necesitaba.

Porque cuando estoy enfermo

Voy al hospital de caridad.


Desencuentros

Ah desdichados padres

Cuánto desengaño trajo a su noble vejez

el hijo menor

el más inteligente

En vez de abogado respetable

marihuano conocido

En vez del esposo amante

un solterón precavido

En vez de hijos

unos menesterosos poemas

¿Qué pecado tremendo está purgando

ese honrado par de viejos? ¿Innombrable?

Lo cierto es que el padre le habló en su niñez de libertad

De que Honoré de Balzac era un hombre notable

De la Canción de la vida profunda

Sin darse cuenta de lo que estaba cometiendo


Me defiendo

Antes de devorarle su entraña pensativa

Antes de ofenderlo de gesto y palabra

Antes de derribarlo

Valorad al loco

Su indiscutible propensión a la poesía

Su árbol que le crece por la boca

con raíces enredadas en el cielo.

El nos representa ante el mundo

con su sensibilidad dolorosa como un parto.


Pájaro

En la clínica mental vivo

un pedazo de mi vida.

Allí me levanto con el sol

y entre tanto escribo

mi dolor y mi angustia.

Sin angustias ni dolores

ataraxia del espíritu

en que mi corazón

como una mariposa

brilla con la luz

y se opaca como un pájaro

al darse cuenta

de los barrotes que lo encierran.


Conjuro

Los habitantes de mi aldea

dicen que soy un hombre

despreciable y peligroso

Y no andan muy equivocados

Despreciable y Peligroso

Eso ha hecho de mí la poesía y el amor

Señores habitantes

Tranquilos

que sólo a mí

suelo hacer daño


De lo que soy

En este cuerpo

en el cual la vida ya anochece

vivo yo

Vientre blando y cabeza calva

Pocos dientes

Y yo adentro

como un condenado

Estoy adentro y estoy enamorado

y estoy viejo

Descifro mi dolor con la poesía

y el resultado es especialmente doloroso

voces que anuncian: ahí vienen tus angustias

Voces quebrada: ya pasaron tus días

La poesía es la única compañera

acóstumbrate a sus cuchillos

que es la única


Equilibrio

A vuestras espaldas Vino fuerte

Amores desdichados de mi vida Los más

Me construí poderoso y soñador

y ustedes se quedaron

con las hilachas inasibles de mi poesía

Seres queridos

De cuerpos intocados

De pieles adoradas

Seres que me preservaron del destierro de la carne

al ejercitar en mí la sexualidad enamorada

Seres inhospitalarios Así me gustaban

Ellos me enseñaron que cuando se ama así se pierde

y que cuanto se pierde en el amar

se gana en el alma


La soledad de Gómez Jattin

No sé donde arderás ahora corazón mío

Necesito entregarte siempre como esclavo Pobre de ti

Es urgente que enfermes otra vez y otra vez

Qué voy a hacer contigo ahí desocupado

como estúpida biología Vamos deshazte

de tu pesadumbre y emprende vuelo

¿Qué te sugiere el momento? ¿Te gusta esa mirada

envejecida pero atenta de tu buena sobrina?

Ve y háblale de cuando lloró sin motivo

O cuando de la risa se orinó en los calzones

O mejor recorre el campo y siembra un árbol

suntuario O llévate cordel y navaja

y construye un barrilete y eleva con él

tu soledad hasta las nubes

No No queremos los dos amigo mío hacer nada de eso

Queremos acostarnos otra vez sobre tu vientre

Pero esos tiempos han pasado Su cuerpo y su deseo

deambulan entre cines y bares de la urbe

enfebrecidos detrás de otros cuerpos y otros deseos

Y eso está bien Es su vida sin nosotros

Tiene derecho también a un placer libre

Allí está sola la luna y no se muere Solo está el viento

Tú me tienes a mí

Y a Nuestra Señora La Soledad de Gómez Jattin


Lola Jattin

Más allá de la noche que titila en la infancia

Más allá incluso de mi primer recuerdo

Está Lola - mi madre - frente a un escaparate

empolvándose el rostro y arreglándose el pelo

Tiene ya treinta años de ser hermosa y fuerte

y está enamorada de Joaquín Pablo - mi viejo -

No sabe que en su vientre me oculto para cuando necesite

su fuerte vida la fuerza de la mía

Más allá de estas lágrimas que corren en mi cara

de su dolor inmenso como una puñalada

está Lola - la muerta - aún vibrante y viva

sentada en un balcón mirando los luceros

cuando la brisa de la ciénaga le desarregla

y el pelo y ella se lo vuelve a peinar

con algo de pereza y placer concertados

Más allá de este instante que pasó y que no vuelve

estoy oculto yo en el fluir de un tiempo

que me lleva muy lejos y que ahora presiento

Más allá de este verso que me mata en secreto

está la vejez - la muerte - el tiempo incansable

cuando los dos recuerdos: el de mi madre y el mío

sean sólo un recuerdo solo: este verso


Memoria

Más allá de la muerte y sus desolaciones

que perviven intactas como la vida misma

hay un sol habitado de palomas y árboles

que guarda tu futuro en mitad de mi infancia

Joaquín Pablo mi viejo niño y amable

la edad nos confundióo y nos separó dolidos

en mañanas de Mayo esperando la lluvia

y en las horas del brillo y las escaramuzas

de los gallos de riña entre los matorrales

Hay un silencio grave parecido al olvido

que me nubla mis ojos y quiebra mi garganta

en tus voces que guardo como una tibio sábana

para el frío de los años y la soledad cansada

Eras el último hombre honrado que sobrevivía alegre

Eras aquel sentido sembrador de amorosas pasiones

En mitad de la vida se me escapó tu cuerpo

Como un frutal cargado soleado y cuidadoso

que me heredó sus mangos en lo más deébil del alma


Abuela Oriental

A esa abuela ensoñada

venida de Constantinopla

A esa mujer malvada

que me esquilmaba el pan

A ese monstruo mitológico

con un vientre crecido

como una calabaza gigante

Yo la odié en niñez

Y sin embargo vuelve

en esta noche aciaga

con algo de hermosura

Por algo se dice

que con el tiempo uno perdona casi todo

Vuelve con sus cicatrices en el alma

de fugada de un harén

con sus "mierda" en árabe y en español

Con su soledad en esos dos idiomas

Y ese vago destello en su espalda

de alta espiga de Siria

 
Secretaría de Cultura
Departamento de Córdoba

Edificio Biblioteca David Martínez
Calle 29 No.5-64
Teléfono: 782 32 36
Indicativo Nacional: 094 ó 074 ó 054
Montería (Córdoba - Colombia)
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.

Créditos