Make your own free website on Tripod.com
 

Figura zoomorfa en oro de la cultura Zenú
Secretaría de Cultura de Córdoba - Colombia - Sur América

 
 

Mis Pantalones Cortos
José Manuel Vergara Contreras
Ediciones Tercer Mundo
1978

Presentación

Aún recuerdo los años de la infancia; aquellos de pantalones cortos, de camisas de sport y medias blancas. Los años en que empezamos en la escuela a tener novias y a escribir las cartas.

El Autor

Prólogo

"Mis Pantalones Cortos". Poemas.

Este título y los versos siguientes me hicieron volver a la niñez:

"Por mi mente de sombras y recuerdos
van pasando en bandadas mis quimeras:
Son aves que al rigor de los inviernos
buscan refugio en otras primaveras".

Y mi voz de hombre maduro recitaba:

... buscan refugio en otras primaveras.

Mientras tanto, una brisa fría llegaba del río. La tarde colgaba su hamaca de nubarrones densos, y sobre la casa de zinc de mi vecino ernpezó a caminar la lluvia.

No era más que una ligera llovizna, pero los versos, la tarde v su palidez de invierno, tuvieron la magia de convertir mi voz ronca en otra voz más suave y pequeña que ha mucho tiempo se había dormido, pero que ahora al influjo de estos versos sencillos renacía en el fondo del recuerdo como el perfume de un amor lejano.

La noche anterior, el doctor José Manuel Vergara, me había entregado un manojo de versos. Y cualquiera de ellos, por ejemplo:

"Te cubre el mar ansioso
y tu cuerpo de nácar se sonroja.
Ay!, quién fuera mar...
para besarte toda!!

Estos versos concuerdan con el título de la obra:

"MIS PANTALONES CORTOS"

Sugestionado con este título empiezo a leer uno a uno los poemas de José Manuel. Están contenidos en estos apartes: Madrigales, Estancias, Sonetos, Romances v Poemas.

Son dulces y tristes versos de aquella juventud lejana de los pantalones cortos, cuando una pequeña vocesita empieza a dictar frases con ansiedad de versos. Versos que se escriben en el rincón más lejano de la casa. Ahí donde nadie nos ve.

"He soñado contigo muchas veces
y en mis sueños te noto diferente,
y aunque crean que los sueños, sueños son...
hay algo en su interior que se presiente.

He soñado que nunca me has amado.
Que estás mejor cuando no estás conmigo.
Soñé que tú me habías olvidado.
... y todos estos sueños se han cumplido!

Versos que no va a leer nadie. A veces los primeros y los últimos... A veces, los que va no se recuerdan en el despunte de los primeros bozos..

Hemos de publicar estos versos, dijeron sus amigos. El doctor José Manuel contestaba:

Imposible publicarlos. Son mis recuerdos. Mis pobres tesoros de aquel tiempo ya también dormidos como mis pantalones cortos. Fuera de este sentimiento afectivo nada valen. No insistan. No los publicaré.

Harto sé que los paganos del Gay Saber acusarían, por falta de noticias... el que un poeta de alto vuelo como José Manuel, publique sus primeras poesías en vez de las más acabadas. Y aunque se diga que han pasado de moda determinados elementos poéticos; o se afirme, que casi siempre los primeros versos no "tienen arte"; que son productos de una imaginación desbordada; que aquellos, los del primer amor, simplemente, son manifestaciones de una vana efusión de ternura, estos MIS PANTALONES CORTOS, sí conocen el lenguaje del sencillo amor: el silbo bucólico de aquellos aires frescos que se complacían en trenzar cabelleras campesinas, y del reposado silencio de las horas nocturnas. Porque en verdad, no podríamos pedirle más a un poeta niño que solamente se entretiene en hacer poesías, cuando debiera distender los flecos de su risa mientras aprende a estirar su cauchera.

Se me figura que hay en todo este manojo de versos, algo de delectación sensual, algo que me hace olvidar, por un instante, al menos, que la angustia del ser adulto no vale una rima precoz, como tampoco valdría amarrar un mensaje social en una estrofa rimada. Ante un estímulo cualquiera lo que se diga es la mejor respuesta. Por eso, al leer estos versos de José Manuel, asistimos a la representación de un milagro. Mas, he aquí que este milagro no se ofrece con la candidez de su mensaje, por el mensaje simplemente; sino a aquellos que han sabido desnudarse de ropajes prosaicos v captar, tal como son los versos del poeta, que un día, cuando niño vistió su rima con la modestia de los pantalones cortos.

"Qué loco fue tu amor. Qué mentiroso!
A través de mi lúgubre sollozo
una doliente soledad me agobia.

Y al mirarte pasar indiferente,
en silencio murmuro, tristemente:
Adiós, adiós por siempre vieja novia".

Los párrafos rimados van rodando lentamente por mi vista, mientras sigue la tarde con su lluvia. Me detengo. Vuelvo a leerlos. Me parecen conocidos. ¿Será acaso que un sacrosanto olor a incienso nos parece llegar de muy lejos envolviendo estos versos, que bien pudimos escribirlos?

Sé que aunque José Manuel los haya escrito, los que ahora leemos estos versos tendremos que decir: Son míos! Son míos! Yo también le dije adiós, a " ... mi vieja novia".

Cuando terminemos de leer estos versos.... los que ya no pueden amarrar el tiempo verán sus pantalones cortos tirados en cualquier lugar de sus mejores días. Los que habían pensado hacerlos largos tendrán la duda, de ¿cuál tiempo es mejor?

Ahora comprendo, por qué el poeta no quería que se publicaran sus primeros versos. Estos, como en uno de sus cantos...

"Quedarán flotando...
como una ilusión en el cristal del río".

Y así, amigo lector, por una reiterada insistencia, puedes ahora leer los versos de José Manuel. Si aún tienes la magia de volver a tus primeros años... bien puedes ponerte, "MIS PANTALONES CORTOS".

Guillermo Valencia Salgado

Mocarí, Julio de 1978

 
Secretaría de Cultura
Departamento de Córdoba

Edificio Biblioteca David Martínez
Calle 29 No.5-64
Teléfono: 782 32 36
Indicativo Nacional: 094 ó 074 ó 054
Montería (Córdoba - Colombia)
.............................. Información Técnica ..............................
Esta página está optimizada para Internet Explorer 4.0 ó superior
y fue diseñada para verse con resolución de 800 x 600.

Créditos